Nosotros

Inspiración

Desde que aprendí a andar en bicicleta hace ya unos buenos 34 años, mi concepto del mundo cambió y se expandió.

Y desde hacer enormes saltos en mi BMX, moverme con velocidad impresionante en una ciudad colapsada por el tráfico, hasta conocer lugares recónditos en mi bici de viaje. Las posibilidades que me ha dado el mundo de las bicis han sido infinitas.

Fue entonces que en el 2013 decidí que debía encontrar una forma de compartirle esos sentimientos a más gente de mi localidad y buscar una manera de incentivar a que se sumen al emocionante mundo de las bicis.

En 2016 Andrea y yo decidimos emprender esta aventura en la que hemos aprendido desde palabras en búlgaro hasta hacer pintura especializada. Ha sido un emprendimiento familiar, un aprendizaje para la vida y un proyecto lleno de emociones y experiencias.

Fernando de la Torre – co-fundador de FULGUR  Urban Bicycles

Filosofía de FULGUR

Vivimos en una era nueva en la que la conciencia y la lógica parecen estarse activando de manera definitiva.

Estamos entendiendo que repartir menos recursos entre más gente es cada vez más complicado. Y que el espacio que debemos compartir tantos humanos en la Tierra es cada vez menor. Nuestras ciudades están abarrotadas de gente, abarrotadas de autos. El tráfico empeora con el tiempo y con eso nuestra calidad de vida, el tiempo que perdemos, el aire que respiramos. Nos volvemos irritables, nos enfermamos, nos entristecemos.

Se vuelve casi inconcebible la idea de utilizar un auto a diario. Un auto que ocupa el espacio de 6 o 10 bicicletas en la vía. Un auto que cuesta muchísimo, que contamina y que entorpece a mi ciudad.

Nosotros le apostamos a un futuro más amigable, más saludable.

Pensemos:

 Un vehículo rápido, liviano, portátil, divertido, que cueste muy poco (que sea accesible para cualquier ciudadano), que casi no requiera mantenimiento, que utilice el combustible más eficiente, que no contamine, que aporte a la salud física y mental del usuario, que no requiera de costos de estacionamiento, que sea ágil en el tráfico y que tenga personalidad.
Pues casi no hay ninguna otra respuesta que: La Bici.

FULGUR no solamente es la primera tienda de bicicletas urbanas del Ecuador. Es un centro de promoción del uso de la bici. Es un punto de motivación de una vida ciudadana más amable y más sustentable. Y es un sitio de encuentro para la gente que quiere cambiar un poco este mundo.

¿Qué Ofrecemos?

Bicicletas de excelente calidad, completamente personalizadas en colores y características, con componentes específicos para surcar la ciudad en la que vivimos y sortear sus subidas, bajadas, su angostura y su clima. A un precio que no supera el salario mínimo mensual de un trabajador, en la mayoría de nuestros modelos.
Repuestos para todas las partes de nuestras bicis y accesorios específicos para moverse cómodamente en la ciudad.

Un taller para mantenimiento, pintura  y reparación de nuestras bicis y de las ajenas.
Un servicio de calidad proporcionado por gente que ama a las bicis, que las usa a diario y que cree en ellas como una solución gigante a las necesidades de nuestras vidas.

En FULGUR nos entusiasma, nos apasiona, nos fascina lo que hacemos y esa es la mejor manera de transmitirte esa pasión asesorándote y escuchando tus necesidades para darte la mejor solución, motivándote a que seas un ciclista urbano.